domingo, 23 de mayo de 2010

ANTHONY BROWNE: ARGENTINA’S TOUR



Anthony Edward Tudor Browne (Sheffield, Inglaterra, 1946) es Anthony Browne, uno de los ilustradores para niños más reconocido y premiado en todo el mundo. En junio de 2009 recibió el The Children´s Laureate Award, un premio que junto a una jugosa cantidad económica lleva el encargo de difundir la literatura infantil inglesa (of course) por el mundo. En ello está y ha estado Anthony este año 2010, pues es un premio con una especie de reinado de dos años, hasta que otro hijo de la Gran Bretaña recoja el testigo.

Su gira primaveral última le está llevando desde eventos en la campiña escocesa hasta las lejanas tierras de Corea o Argentina, país este donde ha tenido tres apariciones públicas destacadas los tres últimos días de marzo. Presentado en Buenos Aires como “el mejor ilustrador de libros infantiles”, modestia editorial aparte, fue recibido con división de opiniones (alguien se atrevió a cuestionar su figura en un periódico por el “hecho de que en su obra Browne les otorga a monos y gorilas entidad humana”), opiniones que fueron aclamaciones en sus dos grandes charlas. En medio de ellas, firmó libros en una de las más bellas librerías del mundo: la librería El Ateneo de la porteña calle Santa Fe.

Un periplo argentino que él quería realizar y que le permitió conocer la palabra “chorros” (ladrones) aplicada a su computadora portátil y las palabras “densa, desubicada y egocéntrica” aplicadas a la presentadora de su última charla. Como esto no lo leerán ustedes en ningún sitio, me extenderé un poco. Parece increíble que una persona de la categoría humana y profesional de Anthony Browne fuera presentada por alguien que desconocía lo que Anthony iba a realizar, que se pasaba todo el tiempo hablando de sí misma, que dejó varias veces a Browne simplemente con el “yes” en la boca como respuesta a pseudo-preguntas de más de cinco minutos de duración, que se equivocó varias veces en datos y que tras tirar los papeles al piso (suelo) se enfrentó al público, cansado de sus inutilidades. Vergüenza ajena la que sintió todo un salón de actos (museo de arte MALBA en la avenida Figueroa Alcorta, 31 de marzo de 2010) y que tiene nombre y apellido: Alicia Salvi.

Por ello, para que ustedes conozcan un poco mejor que esta señora a Anthony Browne, les recomiendo varias entrevistas realizadas en los últimos años.

Primero, la realizada por el equipo de la revista “Peonza” en un especial sobre álbumes ilustrados que él dibujó desde la portada en abril de 2006:
http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/05817463411603817427857/ima0118.htm

Segundo, la realizada por la revista española “Babar” en mayo de 2005:
http://revistababar.com/wp/?p=211

Tercero, el artículo con abundante información bio-bibliográfica que realizó Roberto Sotelo en la revista argentina “Imaginaria” en mayo de 2006:
http://www.imaginaria.com.ar/00/2/browne.htm
Completado con una reciente entrevista en tierras argentinas:

1 comentario:

  1. Vi los dibujos de este excelente ilustrador y de verdad que impresionante es un artista innanto

    ResponderEliminar